Además de ser uno de los sectores que más recursos consume, la construcción también es un sector donde se generan residuos que afectan al medio ambiente. Es un tema que no debe pasar desapercibido ya que si se toman en cuenta cifras como las de Colombia, donde se estima que para el 2050 van a existir más de 61 millones de habitantes, los cuales requerirán 5,6 millones de viviendas adicionales en los centros urbanos, según datos del Departamento Nacional de Planeación.

  • Los ‘peros’ que se ponen a casas adosadas en Guayas

Para contrarrestar el impacto que esto genera sobre el medio ambiente, la industria de la construcción le apuesta a la implementación de tecnologías que, además de aportar productividad, sean significativas en la reducción de los residuos en el lugar de la obra. “Las principales innovaciones del sector van en el camino de la sustitución de lod hidrofluorocarbonos (HFC), que son convencionalmente utilizados como agentes de expansión en espumas, por alternativas más ecológicas”, explica Daniel Florez, consultor de Materiales de Performance de BASF para Colombia, Ecuador y Venezuela.

Él afirma que lo que se busca es precisamente la sustitución, para lo que han desarrollado soluciones, como las espumas de poliuretano, materiales que se están destacando en la industria de la construcción por su versatilidad, además por el ahorro  y la productividad que ofrece.

Estas son soluciones modernas y sostenibles que no solo se usan para las nuevas construcciones, sino también para los proyectos de restauración y reparación. Por ejemplo, las espumas de poliuretano de la ElastoSpray de BASF, aplicadas en forma de spray ofrecen un aislamiento térmico superior y garantizan protección ambiental, atendiendo así la demanda por métodos de construcción rápidos, simples, económicos y sostenibles, afirma Florez.

Otro ejemplo de innovación y sostenbilidad en este campo es el caso de los sistemas constructivos isotérmicos en paneles sándwich de poliuretano, un sistema que se adecua a varios tipos de proyectos de construcción con las piezas recomendadas en las medidas exactas, lo que genera menos residuos. Los páneles sándwich de poliuretano, fabricados con productos Elastopir de BASF presentan niveles de conductividad térmica más bajos con respecto a los materiales convencionales usados para el aislamiento térmico y garantizan el cumplimiento de los estándares de retardancia a la llama más exigente del mercado.

Este tipo de materiales se está utilizando en proyectos como galpones industriales y alojamientos de obras, pero puede ser aplicado también en construcciones de conjuntos de vivienda. “Esta innovación ha permitido que la tasa de desperdicio del material sea de sólo el 0,5%, lo que representa ocho veces menos pérdida que el sistema tradicional”, comenta Florez.

Implementar soluciones de este tipo permite tener una mejor economía de recursos naturales, ya que no es necesaria el agua en ninguna etapa del proceso productivo; desde la fábrica hasta la instalación en el lugar de la obra.

Este afán por encontrar soluciones que reduzcan residuos, permite disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso sostenible de recursos atienden a la reglamentación de la Unión Europea que busca un corte de dos tercios en las emisiones de los gases fluorados, que presentan alto potencial para el calentamiento global, hasta 2030.

Fuentes: https://www.eluniverso.com/larevista/2018/12/20/nota/7107030/utilizar-materiales-construccion-amigables-medio-ambiente-clave

Deja un comentario

Recibe nuestro boletín

d´concreto UNA MARCA DE INSERNIN C.A. © 2019 - Todos los derechos reservados - DESARROLLADO POR BETTa